domingo, 10 de noviembre de 2013

¿Qué ves en esta foto?

Vista en este twit de @ElPaliquedeLoma
Mírala atentamente. ¿Qué es lo primero que se te viene a la cabeza?

Tengo la hipótesis que esta foto podría usarse tal test de Rorschach para evaluar la madurez de las opiniones sobre movilidad de una persona.

¿Ves un carril bici y una terraza que apenas dejan espacio al peatón? Posiblemente se trate de una persona con opiniones de movilidad convencionales. Aceras y coches. ¿Qué carajo hace un carril bici en mi acera? es la primera pregunta que se le pasaría por la cabeza.

¿Ves un montón de peatones en un espacio reservado para el ciclista? Muy seguramente se trate de un ciclista urbano de nuevo cuño. De esos que piensan que porque la bici es ecológica, eficiente y cool debe tener un espacio para ella sola. Muy posiblemente para ti el problema es que en esa acera hay una terraza.

¿Tu opinión depende de que existía antes del carril bici? Una opinión de un ciclista urbano un poco más avanzado es la de aprobar un carril bici como el de la foto si el espacio usado para construirlo era un espacio dedicado al coche. Según su lógica, en ese caso ese sería un buen carril bici. Eso si, si ese espacio, antes de ser un carril bici, hubiese sido una acera para peatones entonces el carril bici sería el producto de un ayuntamiento que no se atreve a tocar el espacio de los coches.

¿Has caído en que se trata de un carril bidireccional? Seguramente eres un ciclista urbano a la búsqueda del carril bici de ejecución técnica perfecta.

¿Qué veo yo? Yo veo un carril bici que quita espacio al peatón independientemente de a qué se dedicase ese espacio antes de que se construyese el carril bici. Es más, veo una calle que tiene una calzada que hace injustificable ese carril bici. Si yo viviese en esa calle me opondría a ese carril bici con todas mis fuerzas.

Os dejo dos entradas que he escrito hace tiempo sobre el tema:


A cuidarse
Javier Arias González