jueves, 1 de julio de 2010

Panóptico ciclista

Imagina que tu bicicleta viene equipada con sistema compuesto por un GPS, un acelerómetro, un sensor de proximidad y un sistema de cámaras capaz de sacar fotos hacia delante, hacia atrás y hacia ambos lados.

El sistema funciona de la siguiente manera. Las cámaras van tomando fotos en las que codifica la posición y la fecha. Las fotos se almacenan en una memoria temporal de forma que siempre esté almacenado, digamos, el último minuto de fotografías.

Si el sensor de proximidad detecta que un vehículo adelanta a la bicicleta una cierta velocidad a menos de 1,5 metros, si el acelerómetro detecta una aceleración o deceleración brusca (síntoma de un accidente) o si el ciclista pulsa un botón. El minuto de fotografías temporales almacenadas se copia automáticamente en un memoria permanente.

Esos minutos de fotografías almacenados en memoria permanente pueden ser usados para acompañar una denuncia del conductor imprudente, que ha provocado un accidente o que ha cometido una temeridad poniendo en peligro a un ciclista.

Esa es la idea del blog Gordon's notes inspirado por la entrada Defensive surevellance for cyclist.

Se podría incluir también un micrófono para poder grabar los chillidos/insultos/improperios del conductor de turno.

Después de comentar esta idea con varios ciclistas urbanos tengo la hipótesis de que ésta parece mejor idea cuanto más miedo se tenga a circular por la calzada y que, al contrario, ésta parece más innecesaria cuanto más acostumbrado se esté a circular integrado en el tráfico.

¿Qué te parece la idea? ¿Se sostiene esta hipótesis?

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario