domingo, 14 de marzo de 2010

A favor de la bicicleta, pero por su sitio

Leo en el Diario de Sevilla el artículo A favor de la bicicleta, pero por su sitio y lo reproduzco aquí en su integridad:
"AUNQUE no tengo nada contra las bicicletas y hasta me gustan siempre que estemos en verano, no tengo más remedio que seguir denunciando la forma de entender su uso por muchos de los incívicos que han tomado la ciudad como un inacabable carril bici. Me parece magnífico que el ciclista tenga su espacio sin necesidad de jugarse la vida entre coches y camiones, por supuesto que sí, pero abomino de esos que, por ejemplo, ayer y con la calle Tetuán repleta de ciudadanos que salieron a la llamada de unos rayos solares que se han dejado querer más de la cuenta, tomaban dicha vía peatonal como si fuese una prolongación del carril bici. Cortaban el viento pedaleando como si los viandantes fuesen simples elementos decorativos con la integridad física blindada de ataques rodantes. Me gustan las bicicletas, claro que sí, pero en su sitio, sin salirse de unas fronteras más que suficientes, mucho más."
Me llamó la atención como estando totalmente de acuerdo con la queja de este peatón sevillano me entristecía lo que creía entender tras sus palabras más allá de su queja:
Las bicicletas "me gustan siempre que estemos en verano". Circular por la calzada es "jugarse la vida entre coches y camiones", a no ser "que el ciclista tenga su espacio", el carril bici. "Me gustan las bicicletas, claro que sí, pero en su sitio", el carril bici, "sin salirse de unas fronteras más que suficientes, mucho más."
Y lo que más me entristece de todo es creer que esta forma de pensar, seguramente mayoritaria entre los peatones y muy seguramente mayoritaria entre los conductores de coches en Sevilla, pueda ser una de las consecuencias de usar el carril bici segregado como solución a la movilidad de la bicicleta en Sevilla.

Cabe, por supuesto, la interpretación inversa. Que debido a esta forma de pensar, mayoritaria entre los peatones, conductores e incluso ciclistas sevillanos, se usa el carril bici segregado como solución a la movilidad de la bicicleta en Sevilla. Pero esta posibilidad me entristece aun más.

A cuidarse
Javier Arias González
Publicar un comentario