martes, 23 de septiembre de 2008

El carril bici de General Ricardos

¿Cómo esta planificado carril bici de General Ricardos?

En la página web del ayuntamiento de Madrid (www.munimadrid.es) han publicado un folleto que describe las obras de remodelación de la calle General Ricardos y cómo quedará el carril bici en esa calle.

El carril bici recorre la calle General Ricardos desde el cruce con la calle Oporto hasta el cruce con la calle Monseñor Oscar Romero. En total unos 1.830 metros.


(perfil aproximado obtenido en Bike Route Toaster)

Tiene dos partes claramente diferenciadas. Por un lado el tramo que va desde el cruce con la calle Oporto hasta el cruce con la avenida de la Plaza de Toros. 



Este es el tramo de más pendiente (así a ojo yo diría que entre un 3 y un 4%) y para este tramo se está construyendo un carril bici unidireccional en cada acera que se corresponde más o menos con esta sección


Por otro lado el tramo que va desde la avenida de la Plaza de Toros hasta la calle del Monseñor Oscar Romero es un carril bici bidireccional sobre la acera, una parte del recorrido sobre la acera izquierda y otra parte del recorrido sobre la acera derecha.



¿Cómo esta quedando?
El pasado sábado me fui a dar un paseo por la zona y pude sacar unas fotos con el teléfono móvil que muestran el estado actual del carril  bici. 

Carril unidireccional en sentido subida a la altura de la plaza de Oporto

Me llamó la atención que el carril se corta al llegar a la marquesina de una parada del autobús


Para luego seguir unos metros más adelante

Carril bidireccional, tramo sobre la acera de la izquierda según se sube

Carril bidireccional, tramo sobre la acera de la derecha según se sube

En el tramo bidireccional también se da el corte por las marquesinas del autobús


¿Cuál es mi opinión?
Yo soy de la opinión de que siempre es una buena noticia que el ayuntamiento de Madrid tenga en cuenta la bicicleta cuando remodela una calle. Ahora bien, desde mi punto de vista es un error integrar la bici en esta calle de la forma en que se está haciendo. Es, desde mi punto de vista, un paso que seguramente tiene la mejor intención del mundo, pero que es en la dirección incorrecta.

No se trata de que sea un carril bici más o menos estrecho, de que sea bidireccional o unidireccional, de que llegue o no a Marques de Vadillo o de que las marquesinas de las paradas de autobús estén en medio del carril (las obras están todavía en marcha por lo que perfectamente podría no ser así a la finalización de las mismas, aunque no lo parece). Desde mi punto de vista se trata de que esta propuesta, un carril bici sobre la acera, no sólo no es la mejor solución para favorecer la movilidad ciclista en Madrid sino que además crea problemas que antes de la remodelación no existían:
  • Es una solución que no escala, que se podría morir de éxito. Si este carril bici llegase a ser realmente exitoso se llegaría muy rápido a una situación de saturación de ciclistas en la acera y a un agravamiento serio de varios de los problemas inherentes a los carriles bici sobre las aceras.
  • No es una solución aplicable a todas las calles. De hecho el tramo de Oporto a Marques de Vadillo no ha podido solucionarse con este método (supongo que por falta de espacio) y lo que se comenta es que se proporcionará un recorrido alternativo dando un rodeo.
  • Fomenta una movilidad ciclista ajena al resto del tráfico.
  • Asigna a los ciclistas un espacio en exclusiva desproporcionado, a efectos prácticos casi el 50% de la acera; muy superior a la relación ciclistas/peatones.
  • Roba espacio a los peatones ya que el carril bici pasa por las zonas que los peatones usarán de manera natural (puestos de espera para los semáforos, marquesinas, etc).
  • Genera situaciones conflictivas con los peatones (más cuantos más ciclistas usen el carril bici). Esto es especialmente claro (y peligroso) en el carril unidireccional de bajada.  
  • Fomenta la aparición de nuevas reglamentaciones, como ya esta pasando en otras ciudades, como la obligatoriedad de llevar timbre en la bici, limitación de velocidad en las bicicletas, pasos de cebra sobre los carriles bici, cedas al paso a las salidas de los garajes, etc, etc.
  • Fomenta la agresividad de los conductores sobre los ciclistas que circulan por la calzada (más cuantos más ciclistas usen el carril bici). No sólo en la calle General Ricardos sino que en toda la ciudad.
  • Alimenta el mito de que hace falta un carril bici para poder circular en bici provocando que muchos ciclistas en potencia renuncien a usar sus bicicletas hasta que les pongan un carril bici que haga exactamente su recorrido.
  • ¿Quién puede circular por el carril bici? ¿Pueden las bicicletas eléctricas? ¿Y los ciclomotores? Después de todo según la RAE un ciclomotor es una "bicicleta provista de un motor de pequeña cilindrada y que no puede alcanzar mucha velocidad" y según la wikipedia "en realidad, un ciclomotor no es más que una bicicleta a la que se le ha incorporado un motor" pero ninguno de los dos especifica que el motor tenga que ser eléctrico.
¿Cuál habría sido mi propuesta?
Esto en realidad ya no tiene mucho sentido para la calle de General Ricardos porque ya está medio construida, pero yo sigo insistiendo en mi propuesta de carril bici para cuando se quiera pensar en la bicicleta a la hora de remodelar una calle de Madrid. Siguiendo ese patrón mi propuesta se sustentaría en dos pilares:

  1. Modificar la Ordenanza de Movilidad para la Ciudad de Madrid en su articulo 39 cambiando el párrafo que dice "Salvo en las zonas habilitadas al efecto, se prohíbe la circulación de bicicletas por las aceras y demás zonas peatonales." por otro que reconozca el derecho de las bicicletas a circular "por las aceras y demás zonas peatonales" respetando en todo momento la prioridad del peatón en ese espacio y obligando a desmontar de la bicicleta en caso de que la concentración de peatones así lo recomiende.
  2. Desplazar el carril bici a la calzada, concretamente al centro del carril más a la derecha. Señalizar este carril con el límite de velocidad (en el caso de General Ricardos podría ser, por ejemplo, de 20km/h para la subida y 30 km/h para la bajada) y por último añadir la señal de recomendación para la circulación en bici. Pongo una imagen con un ejemplo.


Esta propuesta tiene a mi modo de ver tres grandes ventajas:
  1. Contempla aquellos casos en los que un ciclista desee circular por la acera.
  2. Educa al ciclista. Al sugerir una circulación por el centro del carril promociona un comportamiento ciclista seguro que tendrá tendencia a mantenerse incluso cuando no exista carril bici pintado sobre la calzada.
  3. Educa a los conductores del resto de vehículos. La mayoría de las veces que un coche pita a una bici es porque el conductor no sabe que las bicis tienen la obligación de ir por la calzada (salvo que existan carriles bici en cuyo caso no está muy claro si tiene la opción de ir por la calzada o la obligación de ir por el carril bici) y la necesidad de circular por el centro del carril. Las señales sobre la calzada corrigen ese desconocimiento en los conductores.
Simplemente por contrastar con la lista de defectos que en mi opinión tienen los carriles bici en las aceras podemos ver que:
  • Es una solución que escala. 
  • Es una solución aplicable a todas las calles. 
  • Fomenta una movilidad ciclista consciente del resto del tráfico.
  • El espacio asignado no es exclusivo para los ciclistas, con lo que el reparto de espacio es proporcional al número de ciclistas existentes.
  • No roba espacio a los peatones, se lo disputa al resto de vehículos. 
  • No genera situaciones conflictivas con los peatones. 
  • No fomenta la aparición de reglamentaciones "especiales" para la bicicleta.
  • Ayuda a reducir la agresividad de los conductores sobre los ciclistas. 
  • Ayuda a eliminar el mito de que hace falta un carril bici para poder circular en bici.
  • Por este carril bici pueden circular todo tipo de vehículos.
Ojala en la siguiente calle que se remodele se opte por esta solución.

A cuidarse 
Javier Arias González

Publicar un comentario